Alerta del gobierno a las autoridades educativas del país, ante el riesgo a la salud de estudiantes por el consumo de estos inhaladores

Para inhibir el uso de vapeadores porque representan un “alto riesgo para la salud”, la secretaria de Educación Pública (SEP), Irma Leticia Ramírez Amaya, presentó a las 32 autoridades educativas del país, la campaña “Déjalo ya”.

La estrategia busca concientizar a los jóvenes y sus Padres para eliminar el uso de estos dispositivos porque generan secuelas graves a la salud de quienes los consumen.

“Déjalo ya. Alto riesgo a la salud por vapeadores” forma parte de las acciones que realiza el gobierno federal para asegurar la salud de los niños, adolescentes y jóvenes.
Durante la Reunión Nacional de Autoridades Educativas Estatales, Irma Leticia Ramírez Amaya, llamó a los participantes a colaborar en esta campaña nacional, y a compartir la información disponible entre las comunidades escolares.

Se trata de un esfuerzo colectivo de las secretarías de Salud y de Educación Pública, así como de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para prevenir el uso de esto inhaladores y alertar a la población sobre los riesgos en la salud.

Ante titulares y representantes de las autoridades educativas del país, aclaró que “no existe algún compromiso con quienes producen estos dispositivos, los cuales, además, están prohibidos por las autoridades sanitarias”.

Por su parte la subsecretaria de Educación Básica, Martha Velda Hernández Moreno, explicó que la estrategia antivapeo es una campaña de prevención en la que se informan los componentes, sustancias y funcionamiento de inhaladores electrónicos.

Advirtió que existe un mercado negro emergente ante la disminución de consumidores de tabaco, donde niños y jóvenes de entre 10 y 15 son los más vulnerables.

Dijo que, en coordinación con las autoridades de la Secretaría de Salud y de la Cofepris, se busca desalentar el uso de vapeadores y cigarros electrónicos con base en evidencias científicas sobre la adicción, los daños ambientales y los costos económicos.