Los oficiales detectaron que los hombres traspasaban bidones con posible combustible a un automóvil particular marca Hyundai.en Huehuetoca

Tres sujetos fueron detenidos en flagrancia por elementos de la Policía Estatal, cuando comercializaban combustible de dudosa procedencia.

La Secretaría de Seguridad (SS) informó que efectivos adscritos a la Dirección General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte (DGCRVyT), desarrollaban despliegues operativos cuando al circular sobre la calle Lirio, en la colonia Santa María, en el municipio de Huehuetoca, fueron abordados por una mujer quien denunció que metros adelante estaban unos individuos al parecer vendiendo gasolina, a bordo de una camioneta con cromática del transporte público.

Con la finalidad de verificar la información, los oficiales de la SS implementaron un despliegue operativo e hicieron presencia en el lugar; al arribar observaron un automotor marca Nissan Urvan, modelo 2004, color blanco, con características similares a las de la unidad descrita en el reporte.

Los oficiales detectaron que los hombres traspasaban bidones con posible combustible a un automóvil particular marca Hyundai.

Conforme al protocolo de actuación, establecieron contacto con ellos; sin embargo, no pudieron acreditar la legal procedencia del hidrocarburo, ni justificar sus labores.

Al realizar una revisión protocolaria, los policías encontraron 12 bidones de aproximadamente 20 litros aparentemente llenos, siete botes de alrededor de 50 litros al parecer al máximo de su capacidad, todos con aparente hidrocarburo.

Durante la inspección también encontraron un contenedor de mil litros vacío con rastros de la misma sustancia; en el vehículo sedán el cuerpo de seguridad ubicó dos bidones de 50 litros con combustible, al parecer al 70 por ciento de su capacidad.

Fiscalía General de la República (FGR)
Derivado de estos hechos y después de hacerles saber sus derechos Víctor “N”, Ulises “N” y Carlos “N” de 29, 22 y 34 años de edad, respectivamente, fueron remitidos junto con lo decomisado ante la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en el municipio de Tlalnepantla, donde se inició la carpeta de investigación para determinar su situación jurídica.