Tras una semana de que fueran liberados, la Fiscalía General de la República (FGR), obtuvo nuevamente ocho órdenes de aprehensión contra los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), presuntamente involucrados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Estas nuevas órdenes de aprehensión son por las acusaciones de la FGR por los delitos de delincuencia organizada, según informó el abogado Alejandro Robledo.

De acuerdo con información de La Jornada, los ocho militares serían investigados por un presunto nexo con el grupo criminal “Guerreros Unidos”, mismo al que se le atribuye el secuestro y desaparición de los normalistas.

Cabe señalar que por el momento, solo tres de los ocho militares han sido detenidos por la FGR luego de que acudieran a las instalaciones de la Unidad de Medidas Cautelares a firmar como parte de las medidas que se les fijó cuando se les había retirado la prisión preventiva.