La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio este jueves la bienvenida a los tests clínicos en los que se ha logrado por primera vez reducir a cero las infecciones de VIH en un grupo de prueba a través de un fármaco inyectable, el lenacapovir, y recomendó que el medicamento sea accesible en todo el mundo si futuros ensayos continúan mostrando esta “increíble eficacia”.

“Estamos extremadamente contentos tras conocer los resultados de los ensayos clínicos”, destacó en rueda de prensa la experta técnica de la OMS para la lucha contra el VIH/sida, Michelle Rodolph.

El lenacapovir, producido por la farmacéutica estadounidense Gilead, sólo requeriría dos inyecciones al año, y en los ensayos ha logrado cero infecciones en un grupo de estudio formando por mujeres cisgénero en Uganda y Sudáfrica.

“Esperamos ahora con interés los resultados de los ensayos realizados en hombres que se difundirán este año”, subrayó Rodolph, quien resaltó que Gilead todavía no ha informado de cuál sería el precio del fármaco o su llegada al mercado, pero recomendó que sea lo más rápida posible y a precios asequibles para el paciente.