«Vamonos, es una balacera», «tirense al suelo» , mencionaban asistentes a la Procesión del Silencio en el primer cuadro de la ciudad de Celaya , Guanajuato, cuando repentinamente comenzaron a correr los asistentes.

Lo que descartó el Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Rivera Peralta, al confirmó que se trató de crisis nerviosa de una mujer con facultades especiales que golpeó cortinas de los establecimientos. Llegó la policía, controló a la mujer, se hizo un cerco con el grupo de reacción de policía y regresó la calma.

«Hubo saldo blanco, salvó que vimos más que un pequeño incidente que fue un tema que se tergiversó, que es una jovencita que al parecer tiene problemas de ansiedad y empezó a discutir con la persona que la acompañaba, al parecer de su mamá, inmediatamente eso generó una desinformación que había otro tipo de evento, cosa que es completamente falso, al final la procesión se llevó normal, tuvimos ese pequeño lapso. Pero el saldo es completamente blanco».

«Fue un tema de desinformación y una reacción inmediata por parte de los diferentes cuerpos de seguridad para atenderla por parte de protección civil para atenderla medicamente contener la situación que pasaba, y por supuesto también un despliegue inmediato por parte de Seguridad Pública para atender cualquier cuestión que pudiese haberse dado que bendito sea Dios no pasó nada», puntualizó el secretario.