Las torrenciales lluvias e inundaciones que se han registrado en China durante los últimos días en la ciudad de Huangshan, China, han dejado un saldo de dos personas sin vida y cinco más desaparecidas, informó la agencia estatal Xinhua.

Las precipitaciones extremas provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en la región, que afectaron a más de 200 residentes que requirieron rescate de emergencia.

Por otra parte, las autoridades locales informaron que más de 2 mil 100 personas han sido reubicadas en zonas seguras.

Mientras tanto, en la ciudad de Guilin, se presentó la mayor crecida del río Lijiang desde 1998.

Según datos de la cadena estatal CCTV, las lluvias y la descarga de agua de embalses han elevado el nivel del río a 148,55 metros, con lo que supera el nivel crítico de 1998.

Las tormentas han provocado deslizamientos de tierra, inundaciones de cultivos y casas anegadas, así como la interrupción del suministro eléctrico y daños en carreteras.

Las pérdidas económicas directas, según las autoridades, ascienden a 660 millones de yuanes (91 millones de dólares).