La Fiscalía General de la República (FGR) ha decidido no llamar a declarar en el juicio por el uso del software Pegasus, a Omar García Harfuch, exsecretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México y actual precandidato de Morena al Senado.

Según información de Aristegui Noticias, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, Fiscal Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, había informado que se estaba considerando desistir de varios testigos para evitar repeticiones, sin especificar nombres.

Este juicio es el primero relacionado con el Caso Pegasus, que investiga el espionaje a periodistas en sus teléfonos móviles. Carmen Aristegui es hasta ahora la única víctima reconocida ante el Poder Judicial de la Federación por el malware espía Pegasus, aunque hay denuncias de otras personas afectadas.

Inicialmente, se contaba con una lista de 82 testigos, pero debido a la naturaleza repetitiva de los testimonios y para no «sobreabundar» con información ya presentada, la FGR ha decidido desistirse de 31 de ellos, incluyendo a García Harfuch.

Otros testigos excluidos son Cristian Noé Ramírez Gutiérrez, ex administrador de Pegasus en la PGR, Gustavo Salas Chávez, ex Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, y el General Inocente Fermín Hernández Montealegre, ex titular del CENAPI.

Estos testimonios estaban programados para el juicio contra Juan Carlos “GR”, ex empleado del corporativo KBH, que comercializaba Pegasus en México.

En el desarrollo del juicio, el testigo protegido «Zeus» implicó al expresidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como los responsables intelectuales del espionaje, junto con el dueño de KBH, Uri Ansbacher Bendrama, quien presuntamente recibía instrucciones de los mencionados exfuncionarios.

Este caso continúa revelando detalles sobre el presunto espionaje a periodistas y comunicadores en México, y la posible implicación de altos funcionarios del gobierno anterior.