El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador indicó que los participantes de la Marcha por Nuestra Democracia que se realizó el pasado 18 de febrero en varias ciudades del país, defienden la “democracia del poder sin pueblo”.

Además, durante su conferencia de prensa matutina, desde Oriental, Puebla, consideró que los manifestantes “están inconformes y quieren regresar” a recibir los beneficios de la corrupción.

“Hay que seguir combatiendo la corrupción, porque antes el gobierno estaba al servicio de una mafia, por eso también son las protestas, los enojos. Como la manifestación de ayer, porque los que estaban antes, ya sea en el gobierno o ya sea los que se beneficiaban con la corrupción, están inconformes y quieren regresar”, dijo el jefe del Ejecutivo federal.

Criticó que “la democracia de ellos” es “la que funciona nada más como parapeto, cuando en realidad lo que había era el dominio de una oligarquía corrupta”, “la democracia que ellos defienden es la del poder sin pueblo”, expresó el presidente López Obrador.