“Si tenemos más mujeres preparadas nos convertimos en una sociedad fuerte”, indicó Manolo Jiménez Salinas, gobernador de Coahuila, durante la ceremonia de inauguración del curso de inducción del programa estatal Prepa Abierta “Mujeres Echadas Pa’Delante”, el cual arrancó en Saltillo con más de 500 alumnas.

El funcionario comentó que desde su campaña prometió la atención a mujeres y agradeció el compromiso de su esposa, Paola Rodríguez López, para impulsar y liderar proyectos a favor de esta población.

“Es darle seguimiento a proyectos y programas insignia que comprometimos en la campaña, éste es uno de esos proyectos, detrás de este programa viene muchos otros más. Es un programa transversal que no sólo implica el tema de educación, también de emprendimiento y empleo”, dijo Jiménez Salinas.

El gobernador indicó que en su administración habrá otros programas importantes como el de salud mental, becas para que mujeres estudien la universidad y un programa de empleo para madres.

Sobre Prepa Abierta “Mujeres Echadas Pa’Delante” señaló que se llevará a todos los municipios del estado y mencionó que aquellas mujeres que a sus 14 años no tuvieron las circunstancias para estudiar, hoy que hayan decidido retomar sus estudios “las fortalecerá, empoderará y les abrirá mejores oportunidades; además, para las que tienen la bendición de ser mamá, será un ejemplo para sus hijas, hijos y nietos”.

En su participación, Paola Rodríguez López, esposa del presidente, indicó que este programa impulsa la educación equitativa y de calidad.

“Es un programa que busca que cada mujer coahuilense tenga más y mejores herramientas para salir adelante. De los 906 mil estudiantes en el sistema educativo de Coahuila, 456 mil son mujeres, más del 50% de la matricula, esto quiere decir que lo estamos logrando”, destacó.

Rodríguez López mencionó que “Mujeres Echadas Pa’Delante” también ofrece oportunidades para emprendimientos y negocios a través de programas de empleo y autoempleo, así como créditos.

Agregó que el estudio en 10 meses de la preparatoria implica una sesión de reflexión y autocuidado, así como un crecimiento personal y profesional. 

“Las estudiantes tendrán un tutor que estará pendiente de ustedes. En Saltillo más de 580 alumnas eligieron el centro comunitario para ir a clases, pero esto se extenderá a más municipios”, dijo.