Ser pintor se ha convertido para Esteban López de la Cruz su forma de vida y una razón muy importante de motivación para seguir haciendo lo que ama y le apasiona plasmando en un óleo lo que es la vida, costumbres y tradiciones de México que son aspectos muy importantes para este artista.

Que siempre busca ofrecer a través de los colores dar vida a todo aquello que llega su mente y que les da vida en un cuadro que posteriormente exhibe para su beneplácito son un éxito para el público, amigos y familia que lo apoya en esta que es su carrera.

Siempre en apoyo al arte y la cultura aspectos muy importantes que nutren a la sociedad en general.

Esteban López de la Cruz es un maestro como pintor, le gusta compartir sus conocimientos a los niños por eso montó su estudio en su casa en El Paso, Texas.

Nunca se ha detenido sabe lo que es la lucha constante, conoce el hambre y a enfrentado diversas necesidades que se convierten en su principal fuente de vida por eso no deja de trabajar, teniendo como única visión ir logrando todos sus objetivos de vida.

Forma parte de diversos colectivos en vecina ciudad y en esta frontera, admira y aplaude las obras de sus colegas y para él es muy satisfactorio poder compartir exhibiciones.

No es un hombre egoísta, sino todo lo contrario es muy gentil y sencillo en su forma de ser y del trato con el ser humano, su nombre está por todo lo alto, ya ha tenido varias ventas de sus cuadros y otras han sido regalos que da con sus cuadros.

Su mayor placer es ver en oficinas, pasillos o en hogares sus cuadros montados en las paredes.

Esteban López de la Cruz es sencillamente un artista que deja volar su imaginación y que plasma en óleo y con pinceles les da color.