El fenómeno meteorológico “El Niño” alcanzó su máxima intensidad el pasado mes de diciembre, y se convirtió en uno de los cinco más fuertes desde que se tiene registro, por lo que provocará temperaturas por encima del promedio entre los meses de marzo a mayo, pronosticó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

«Están previstas temperaturas superiores a lo normal en casi todas las zonas terrestres entre marzo y mayo… El Niño se debilita progresivamente pero seguirá teniendo un impacto sobre el clima mundial en los meses próximos, alimentando el calor captado por los gases de efecto invernadero emitidos por las actividades humanas», precisa la agencia dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La OMM explicó que “El Niño” es un fenómeno natural que corresponde al calentamiento de la mayoría del Pacífico tropical y aparece entre cada 2 a 7 años con una duración de entre 9 y 12 meses.

El fenómeno modifica la atmósfera en una escala planetaria; no obstante, sus efectos se magnifican cuando se suman las alteraciones climáticas causadas por la actividad humana, señaló la organización.

«Hay alrededor de 60% de posibilidades de que El Niño persista entre marzo y mayo y un 80% de posibilidades de tener condiciones neutras (sin ‘El Niño’ o el fenómeno opuesto de ‘La Niña’) de abril a junio», indicó el OMM.