Disney y una junta directiva elegida por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, llegaron este miércoles a un acuerdo judicial en una demanda interpuesta en una corte estatal sobre la gestión de los terrenos en los que se asientan los famosos parques temáticos.

El trato alcanzado entre el gigante del entretenimiento y el Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central (CFTOD, en inglés), instaurado en 2023 y cuya junta cuenta con miembros elegidos por DeSantis, supone el término de una de las dos batallas judiciales que Disney mantiene en Florida contra la administración del ex aspirante presidencial.

El acuerdo fue aprobado hoy por los miembros de esta junta, una votación que da por terminada una batalla legal de casi dos años y que se desató luego de que DeSantis tomara control del distrito donde se asientan los parques tras las críticas de un exejecutivo de la corporación a la ley estatal conocida como ‘No digas gay’.

Las críticas a la ley de 2022, que prohíbe abordar cuestiones de identidad de género y orientación sexual en las escuelas de Florida, motivó que DeSantis reemplazara el Distrito de Mejoramiento Reedy Creek, bajo el cual Disney ha operado sus cuatro parques temáticos con autonomía desde que inició sus labores en Florida en la década de 1960.