La puesta en escena Crimen a su gusto levantó el telón, una propuesta que permite la interacción en todo momento con cada uno de los presentes, ya que como pocas veces se ve, ellos son los principales protagonistas de esta trama.

“Es una propuesta bastante interactiva, estamos acostumbrados a que todo siempre esté regido bajo un guion, casi todo tiene un lineamiento y demás; pero en esta ocasión, el público es totalmente quien decide el ritmo de la historia, quien pone a los personajes donde quiera y sobre todo, quien cuenta el final”, declaró en una charla con Crónica Escenario la actriz Joana Camacho.

La narrativa tiene que ver con ser detective y justamente a tiempo de realizar el examen profesional, se debe resolver un homicidio. A partir de información incompleta donde cualquier personaje puede ser sospechoso y con ayuda de la maestra detective, un elenco de actores/improvisadores se transforman en peritos dramatizadores que recrean crímenes que son producto de la imaginación de los espectadores, quienes juegan el papel de criminalistas recién egresados.