El registro de precipitaciones pluviales que continúan registrándose en la región serrana, han obligado a que la ruta del Chepe al estado de Sinaloa permanezca suspendida, esto por los riesgos de deslaves como ocurrió el pasado 18 de agosto en el tramo Choix-Témoris, lo que ocasionó que tres vagones del tren de carga descarrilaran.

Luego del comunicado enviado por la compañía Ferromex, en el que se confirmó la contingencia que originó la cancelación de corridas hasta nuevo aviso, funcionarios de la citada empresa señalaron que se mantienen los trabajos para restaurar los rieles que fueron desprendidos tras la caída de toneladas de roca y tierra que cayeron de un cerro por el exceso de humedad.

Incluso, personal de Protección Civil Estatal que realizan operativos en la región serrana, informaron que la empresa de ferrocarriles se encarga exclusivamente de las labores correspondientes para retirar el escombro, y a pesar de que existe un avance, aún no se ha podido restaurar la ruta por daños estructurales en las vías.

Con el fin de mantener informados a los usuarios de las condiciones actuales de la ruta del Chepe al estado de Sinaloa, se puso a disposición los diferentes medios de comunicación para atender sus dudas y consultas: chepe.mx – chepe@ferromex.mx – 800-122-4373.

Al consultar recientemente los medios antes citados, se notificó que a la fecha personal de infraestructura y especialistas externos están inspeccionando la ruta ferroviaria para evaluar zonas propensas a derrumbes y/o deslaves, a fin de minimizar riesgos en la operación, agregando que mientras continúen las lluvias se mantendrá suspendida la actividad del ferrocarril.

Esta contingencia afecta a cientos de pobladores de municipios serranos que dependen del ferrocarril para realizar sus labores cotidianas, ya que al ser el único medio de transporte para varias comunidades, los habitantes se ven imposibilitados incluso para viajar a zonas en donde adquieren los productos para el diario vivir.