La Policía Federal de Brasil ha acusado formalmente al expresidente Jair Bolsonaro por la venta ilegal de joyas y regalos oficiales que recibió durante su mandato, así como de la falsificación de su cartilla de vacunación contra el coronavirus y las de sus familiares para poder sortear las restricciones de viajes.

La acusación será enviada en los próximos días a la Fiscalía, según ha adelantado una fuente de la Policía Federal al portal de noticias Metrópoles.

Además de Bolsonaro, también han sido incluidos en la acusación sus abogados Fabio Wajngarten y Frederico Wasseff, y el que fuera su ayudante, el teniente coronel Mauro Cid.

Este último ha sido pieza clave en la investigación, después de que acordara con las autoridades facilitar información a cambio de una rebaja de su condena. Cid, que ha estado detenido entre mayo y septiembre de 2023, aparece en varias de las causas que tiene abiertas Bolsonaro, entre ellas la de las joyas y las vacunas.