Desde el pasado mes de febrero, han aumentado los reportes de incendios en cerros que rodean la ciudad de Chihuahua y predios en general

Colectivos ciudadanos se han organizado para formar brigadas y apoyar al Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Chihuahua para la atención a incendios en predios y cerros, donde los ecosistemas se ven lastimados por los siniestros que apuntan a haber sido provocados con fines lucrativos.

La coincidencia entre los lugares donde se ha detectado que son incendios provocados, y el anuncio de que en la zona se planea desarrollar obras o cambios de uso de suelo ha preocupado a las agrupaciones y organizaciones que luchan por la defensa de los recursos naturales, por las afectaciones que pueden provocar y de esa manera justificar los estudios que se realizan previo a la aprobación de uso de cambio de suelo para desarrollos o construcciones que modifican el entorno.

La proliferación de desarrollos habitacionales y comerciales en los límites de la mancha urbana, generan conflicto con la redensificación de la población en las ciudades, y hacen costoso para los gobiernos llevar servicios públicos de calidad a las zonas más alejadas; y a las familias, una pobre calidad de vida respecto a los traslados y el acceso a vivir una ciudad cercana, pensada para las personas.

Por parte del colectivo Salvemos los Cerros de Chihuahua, se han pronunciado sobre los incendios provocados en zonas específicas de la ciudad de Chihuahua, de los que se teme, se producen para afectar la biodiversidad de las áreas naturales y favorecer a las constructores y desarrolladores con los estudios de impacto en los sectores donde proponen nuevos fraccionamientos o complejos comerciales.

Salvemos los Cerros de Chihuahua (SLC) es una agrupación reconocida con el premio Paquita Jiménez por su contribución como organización en la defensa de los recursos naturales y los derechos de las personas. Además, son un referente por su participación en el documental El Tema, y su impulso en diversas iniciativas.

“Tenemos antecedentes dónde las personas que son atrapadas in fraganti confiesan haber sido pagadas. Lo que se ha visto en la ciudad y en el país es que los incendios en zonas forestales, así como los pastizales y matorrales desérticos de la ciudad, ocurren antes de obras o cambios de uso de suelo”, afirmó Luis Rivera Levario, vocero de SLC.

Aunque explicó que los ecosistemas tienen regímenes de fuego, al ser parte de su equilibrio; sin embargo, aclaró que estos incendios tienen en común que inician de noche.

“En ocasiones son accidentales, ocasionados por cohetes, colillas de cigarro, vidrios o fogatas. En estos casos, el peligro es que si ya el ecosistema está muy dañado, se pueden perder especies prioritarias, como en el Cerro Coronel con los cactus echinocereus palmeri”, alertó.