Mundo

El Papa aclara que no da el “visto bueno” a parejas gays “pero bendecirlas no es herejía”

El Vaticano ha aclarado —en un intento de apagar las críticas del sector ultra de la Iglesia— que el histórico permiso del papa Francisco para bendecir a parejas homosexuales o que conviven sin estar casadas (a las que la Iglesia denomina “parejas en situación irregular”) no suponen el “visto bueno” a estas formas de vida y no serán “litúrgicas o ritualizadas”. Es decir, el sacerdote que las imparta no deberá utilizar palabras ni ceremoniales formales. Además, tendrán que ser breves y durar “entre 10 y 15 segundos”.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, emitió este jueves un comunicado para matizar algunos puntos de la Declaración Fiducia supplicans con la que el pasado 18 de diciembre quedaron permitidas las bendiciones a parejas homosexuales o en situación “irregular”.

La aclaración, que reafirma que la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio no cambia ni un ápice, se ha visto como un intento de calmar las aguas ante las protestas de obispos de distintos países, que instaban a los sacerdotes a no bendecir a parejas del mismo sexo o en situación irregular. Algunos representantes del ala más conservadora, como el cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller, han hablado directamente de “herejía”.