Asesino del Seguro Nuevo usó ruta de empleados

Apenas cambiaron a la víctima del séptimo al sexto piso y el pistolero llegó hasta él, sin dificultades para rematarlo dentro del Seguro Nuevo

Minutos antes de las 7:00 de la mañana, la relativa calma que se sentía en el ajetreo del cambio de turno del Hospital General de Zona #35 del IMSS -mejor conocido como Seguro Nuevo- se vio interrumpida por los gritos de personas, que desde el sexto piso pedían auxilio.

En la cama 643 acababan de asesinar a un hombre, le “vaciaron” dos balazos en la cabeza.

Un solitario y escurridizo asesino, disfrazado de enfermero y portando -escondida entre sus ropas- un arma de fuego, burló todos los filtros, empezando por el de la Guardia Nacional, para llegar sin contratiempos hasta su objetivo.

El asesino del Seguro Nuevo se mezcló entre el personal de salud, subió por las escaleras hasta llegar al sexto piso sin ser molestado.

Había estudiado la ruta, “sus movimientos estaban calculados”, refieren a Norte empleados del IMSS que solicitaron el anonimato.

“Eran entre las 6:40 y 7:00 de la mañana… El hombre sabía a lo que iba; llegó directo a la cama, disparó en dos ocasiones, ni siquiera titubeó y salió corriendo“, relatan.

Los disparos no se escucharon porque el asesino usó un arma con silenciador. Fueron los gritos de personas que se encontraban en el área, quienes alertaron sobre lo acontecido.

Asesinato en el Seguro Nuevo: “Es como si lo estuvieran esperando”

La víctima, Héctor Antonio Ramírez (35), fue internada el pasado 17 de diciembre luego de que sufrió un atentado en la colonia Revolución Mexicana.

Lo ingresaron por heridas de bala en el abdomen y en una de sus piernas.

Originalmente el paciente fue atendido en el séptimo piso del nosocomio -reservado como área Covid- debido a que también presentó complicaciones por coronavirus.

Tras presentar mejoría lo bajaron al sexto piso. Lo llevaron al ala oriente, que es una zona de medicina interna para mujeres que por Covid debió convertirse en mixta, comenta un entrevistado.

El ala exclusiva para los hombres permanece cerrada porque se trabaja en su descontaminación (de Covid).

Apenas lo bajaron de piso ocurrió el asesinato. Es como si lo estuvieran esperando”, relatan los entrevistados.

El asesino del Seguro Nuevo le disparó dos veces al paciente y salió corriendo escaleras abajo. Se mezcló entre el personal de salud y familiares de pacientes.

Lo insólito es que utilizó las escaleras del personal (son poco conocidas), salió por el área del checador, justo por donde salen los empleados y hay cámaras de vigilancia.

Una vez afuera, mientras cruzaba la avenida Valentín Fuentes se despojó de una chamarra roja que portaba y subió a un vehículo que lo esperaba.

A pesar de que la víctima, Antonio Ramírez, sufrió un atentado y que tenía una orden de aprehensión desde el 2013 este no contaba con custodia policial.

Los entrevistados por Norte Digital, aseguraron que el paciente estaba emparentado con dirigentes del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.