Presidente de Líbano promete investigación transparente sobre explosión en Beirut

La magnitud de la calamidad se debió a la explosión de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio, dijo el primer ministro de Líbano, Hassan Diab.


El presidente del Líbano, Michel Aoun, dijo que una investigación sobre la poderosa explosión que se produjo en Beirut la tarde del martes revelará las circunstancias del incidente lo más pronto posible y prometió transparencia al divulgar los resultados.

En un discurso televisado al comienzo de una reunión de gabinete este miércoles, Aoun también pidió a otras naciones que aceleren su asistencia al Líbano, que además afronta una grave crisis económica.

“Estamos decididos a seguir adelante con las investigaciones para exponer las circunstancias de lo ocurrido lo antes posible, para hacer que los responsables y los negligentes rindan cuentas y sancionarlos con el castigo más severo“, dijo.
Gobiernos de todo el mundo han ofrecido apoyo a Líbano, incluidos Reino Unido, Francia, Australia, Estados Unidos y Canadá.

En concreto, indicó que los hospitales locales necesitan apoyo urgente y a una rápida reconstrucción del puerto de Beirut, principal punto de entrada de las importaciones de alimentos y otros productos básicos, así como de los edificios dañados, que han dejado a más de 200 mil personas sin hogar.


Durante las primeras horas de este 5 de agosto, servicios de rescate libaneses cavaban entre los escombros en busca de sobrevivientes tras el estallido en un almacén de Beirut, que mató a 100 personas y dejó casi 4 mil heridos. Las autoridades esperan que el número de fallecidos siga aumentando.

El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, dijo que la magnitud de la calamidad se debió a la explosión de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio, un químico industrial común utilizado en fertilizantes y como componente en explosivos.
De acuerdo con las autoridades de Líbano, el nitrato de amonio se encontraba almacenado en una bodega localizada en las inmediaciones del puerto de la capital desde 2014.

Diab señaló como inaceptable que el químico permaneciera durante seis años en el lugar sin tomar precaución alguna.

Además, aseguró que no descansará hasta encontrar al responsable de lo sucedido.

Buscando desaparecidos

Familiares de víctimas estaban congregadas fuera del cordón portuario de Beirut esperando noticias de parientes desaparecidos, de acuerdo con un reporte de la cadena de televisión local MTV.

La intensidad del estallido lanzó a muchas víctimas al mar, donde equipos de rescate intentaban recuperar cuerpos. Muchos de los fallecidos eran empleados portuarios y de aduanas, personas que trabajaban en el área o que conducían sus autos cerca durante la hora de mayor tráfico el martes por mañana.

La Cruz Roja dijo que estaba coordinando con el Ministerio de Salud la apertura de morgues adicionales porque los hospitales estaban colapsados, dijo George Kettani.


Sara, una enfermera del Centro Médico Clemenceau de Beirut, describió escenas en el hospital donde trabaja como si estuviera en medio de un matadero, con sangre que cubría los corredores y los ascensores.

Las fachadas de edificios del centro de Beirut quedaron destrozadas, con muebles destruidos sobre las calles y caminos, que además estaban llenos de escombros y vidrios rotos. Muchos vehículos cerca del área portuaria quedaron volcados.

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.