Científicos de 32 países piden a la OMS alertar sobre contagio aéreo de COVID

La evidencia con base en la investigación en la que participó Mario Molina ha aumentado por lo que urgen a enfatizar uso de cubrebocas. Publicarán carta en Journal of Clinical Infectious Diseases.
Científicos de 32 países informaron que esta semana publicarán una carta abierta en la revista científica Journal of Clinical Infectious Diseases, dirigida a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que alertan que es alta la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 a través de partículas que miden menos de 2.5 micras.

El planteamiento, que es respaldado por 239 investigadores, ya había sido señalado en un estudio publicado el pasado 13 de junio, por el mexicano Premio Nobel de Química, Mario Molina, e investigadores de la Universidad de Texas A&M y del Tecnológico de California (CALTECH).

Ahora, la evidencia ha aumentado y los investigadores exigen a la OMS emitir nuevos lineamientos de seguridad, que incluyen el uso de cubrebocas en lugares cerrados y concurridos, como restaurantes, bares, tiendas y transporte público.

La carta que se publicará en Journal of Clinical Infectious Diseases es encabezada por la doctora Lidia Morawska, de la Universidad Tecnológica de Queensland en Brisbane, y Donald Milton, de la Universidad de Maryland, y ha sido respaldada por un conjunto muy diverso de científicos, entre ellos algunos que han participado en la elaboración de los consejos de la OMS.

El documento fue adelantado a los diarios The New York Times, de Estados Unidos, y The Guardian, del Reino Unido.

La orientación de la OMS establece que el virus se transmite principalmente entre las personas a través de gotas respiratorias y contacto. La transmisión de aerosol implica partículas mucho más pequeñas que pueden permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y pueden transmitirse a otras personas a distancias superiores a un metro.

AEROSOL

El objetivo principal de la carta pública es exigir a la OMS que reconozca que el contagio del coronavirus que provoca la enfermedad COVID-19 no sólo se transmite por las pequeñas gotas de saliva que salen de la boca de los pacientes infectados y que después de unos segundos caen al suelo, sino que el virus es tan pequeño que puede adherirse a otras partículas que se mueven en el aire y puede ser respirado por las personas.

Los miembros del comité de prevención de infecciones de la OMS han dicho que, si bien la transmisión de aerosoles puede desempeñar algún papel importante en la dispersión de la enfermedad, las pruebas de esa vía de contagio son mucho menores que las pruebas abrumadoras de que las principales vías de transmisión son a través del contacto directo y las gotas respiratorias expulsadas durante la tos, los estornudos o el habla.

A partir de esos datos, la OMS ha dicho que sumar o introducir nuevas medidas para protegerse contra la transmisión de aerosoles era inviable, pues es poco probable que marque mucha diferencia en la propagación de la infección.

La carta abierta recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugirió erróneamente hasta mediados de marzo que el virus no podía transferirse por el aire. Una vez que se demostró que eso no era cierto, el 3 de abril comenzó a recomendarse el uso de mascarillas cuando se está en público.

En el estudio publicado el 13 de junio por Mario Molina y sus colegas también se señaló que la orientación dirigida por la OMS y los Centros para el Control de Enfermedades, de Estados Unidos, no ha sido lo suficientemente estricta como para frenar la propagación de la enfermedad.

“El distanciamiento social y el lavado de manos deben continuar, pero eso no es suficiente protección. El simple esfuerzo de usar una máscara reducirá las posibilidades de que pequeñas partículas infectadas en el aire que no se puedan ver se adhieran al tracto respiratorio”, subrayó el estudio que había publicado Mario Molina en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *